Mi festividad favorita.

Bueno, hoy el reto es escribir acerca de mi día festivo favorito.
 
Las memorias de los viejos tiempos siempre son hermosas. Es algo glorioso poder recordarlas y voy a tratar de traer los mejores recuerdos.
 
Recuerdo una ocasión en que todos estábamos reunidos en la casa de mi infancia, la casa de mis queridos abuelos a quienes en verdad debo llamar padres.
 
Estaba la familia de mi tía Santa, con todos sus hijos. También estaba la familia del nuevo marido de mi madre.
 
Mi abuelo como siempre diciendo chistes a diestra y siniestra. Recuerdo los estallidos en carcajadas ruidosas que superaban el bullicio de la música. La comida era un regalo del cielo, pues su delicia era tal que algunos invitados comieron hasta que su estomago ya no pudo contener más alimentos.
 
Lo bueno comenzaría al día siguiente cuando el primo nuevo — el nuevo marido de mi prima Rocy — nos llevaría a dar un paseo en busca de otros parientes que vivían un poco lejos, con el fin de hacer feliz a mi abuelo, pues eran sus hermanas, sus únicos familiares vivos.
 
Viajamos entonces en el primer día del año nuevo a casa de ellos en Atoyac — un pequeño pueblito en el estado de Veracruz, muy bonito por cierto, donde mi abuelo nació.
 
Mi primo y yo eramos de los más chicos, seguidos por mi hermana Ale y mi otro primito Paco.
 
Recuerdo especialmente cuando cruzamos el puente colgante sobre un río que corría por debajo. Estaba muy alto y mi primo Rodo, al llegar a la mitad comenzó a tener un ataque de pánico porque hasta ese momento se acordó que le daba miedo la altura. Y todos comenzamos a mover el puente y el se aferró a las cuerdas como un gato que no se quería mojar.
 
Eso y la hermosa cascada que se admira desde el puente de la vía es lo que más me encantó de ese pueblito centenario.
 
Siempre me ha gustado esta fecha, evoca todos estos momentos de felicidad y de fraternidad y de cariño de uno hacia todos los demás y me hace sentir que la vida si merece la pena.
 
Me gustó hace algunos años leer por estas fechas a Harry Potter y las reliquias de la muerte porque me hicieron pasar por emociones relativas a la navidad — cuando encuentran la tumba de los anteriores portadores de las reliquias. Esto se suma a todas las emociones de felicidad que se relacionan con la navidad y este mes.
 
Definitivamente esta es la fecha más alegre del año y mi día festivo favorito. Porque dura prácticamente una semana o hasta quince días. Festejando de a poquito en cada casa, en cada calle de las colonias, recuerdo las posadas, las tradiciones de mi tierra: la rama y el baile del oso.
 
Y ahora en mis últimos siete años como parte de una familia nueva –mi propia familia–, me siento afortunado porque a mi esposa también le ilusionan estas fechas y se pone más alegre y adorna nuestro arbolito de navidad.
 
Lo que más me gusta además es experimentar esa sensación tan deliciosa de saber que entre todos nos amamos y que Jesús cumplió su objetivo: enseñarnos el poder del amor.Imagen
 
Es el momento de finalizar con algunas últimas palabras. Debo decir que de verdad esta es mi festividad favorita, seguida por día de muertos y Halloween.
 
Aprovecho este post además, para decirles a todos ustedes a quienes les gustaron mis publicaciones, que aprecio sus likes y que les deseo lo mejor. 
 
Gracias por sus likes. Y que tengan muchos más.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s